Ir a Inicio
     
 
Institucional
 
Enlaces de Interés
 
 
 
 
 
 

INTI RAYMI

Desde un inicio el Inti Raymi habría contado con un libreto de la diera carácter de espectáculo teatral, con actores músicos y danzantes que cumplían roles sincronizados en la evocación. En esa medida la primera interrogante que se plantearían los creadores del culto seria: ¿Como pudo haber sido el Inti Raymi en los años de esplendor del incario? ¿Fue como describe Gracilazo de la Vega, una festividad de nueva días “con la abundancia del comer y el beber que se ha dicho y con la fiesta y regocijo que cada uno podría mostrar”; ¿ O fue un rito elitista,  limitado solo ala casta sacerdotal y al poder político militar cuzqueño?.

Como dice Espinoza navarro: “Ninguno de los cronistas e historiadores presencio la escenificación del Inti Raymi como se hacia cuando vivían los incas. Al mismo inca Atau Wallpa, como dice la historia lo acecinaron en Cajamarca y al que ellos coronaron con el nombre de Manqo Inca, solo fue para el logro de saqueos y reparto de las riquezas del imperio y para saciar la codicia de hacerse ricos por todos los medios que pudieron emplear”.

Paradójicamente esta duda de cómo fue el Inti Raymi posibilitaría la libertad creadora de los integrantes, dando mayor vuelo a su imaginación interpretativa, en consecuencia la moderna festividad seria , ante todo , una teatralización libre de la memoria histórica  con electos registrados en las crónicas , y con base concreta en el lenguaje, la oralidad y la cosmovisión andina. Resultaría así una hibrides de rito ancestral y espectacularidad occidental. Por lo demás significa como acto evocativo del pasado – una respuesta a la falta de un mito actual, capaz de movilizar las energías solares, en pos de progreso y modernidad

Como no fue posible encontrar ese símbolo identitario, ni en la colonia ni en la republica, entonces había que extraerlo del incario y dotarle de un nuevo sentido, acorde con la contemporaneidad y en perspectiva de lo moderno. Su carácter ucronico radica precisamente en eso: en que reconstruye la festividad no como exactamente fue, sino como pudo haber sido, en consonancia con la imagen idealizada que muchos tienen de la sociedad inca. Es además la mejor ocasión para que la lengua quechua recupere su esplendor verbal, su eficiencia integradora de las múltiples etnias andinas, la vez que el código portador de los enigmas del cuerpo de sacerdotes.

Para espectadores superficiales, el Inti Raymi es un espectáculo montado exclusivamente par el turismo y el turista como el festival de la primavera en Trujillo, o festidanzas en Arequipa. Pero no se trata de un artificio solamente para atraer los tour, auque estos pueden aprovecharlo, si no de algo que surge de un nivel mas profundo. Es por lo menos, la huella vigente y actual de tres

fenómenos de la mentalidad cusqueña inconsciente. El primero la repotencialización visual, tangible y empírica del espíritu incaista  de los cusqueños, que se auto identifica por medio de esta ceremonia con los incas del pasado, contemplando sus ceremonias religiosas revividas, y el uso del quechua y toda la parafernalia indígena e incaica. Un segundo lugar satisface una vieja costumbre, el uso del quechua literario. El Inti Raymi viene a ser un sustituto masivo y gigante del teatro quechua, de la primera modernización. En tercer lugar, el cerro de Sacsayhuaman y el rodadero fueron siempre un lugar de esparcimiento para los cusqueños, un lugar de paseo donde iban a cocinar y pasar un día de campo.

Desde aquel año de su instauración hasta ahora, el Inti Raymi, como evento mágico-histórico, ha mantenido una periodicidad sostenida, interrumpido solo en dos ocasiones: en 1950, con motivo del sismo que asolo el Cusco, en mayo de aquel año; y en 1970, acatando el luto colectivo que significo la perdida de miles de vidas a causa del terremoto de Huaraz. Por lo demás el culto moderno fue legitimizando como una efeméride ritual, con un prestigio cada vez más creciente, convirtiéndose poco a poco, en un factor de atracción de miles de visitantes nacionales y extranjeros.

 

Enrique Rosas Paravisino
(Culto solar inca: Reafirmación de la memoria ancestral)
Tomado de la revista “Calendario Inti Raymi 2010 - 2011”
EMUFEC-2010




 
LOGIN
Usuario:
Password:
 
SOCIOS AATC
 
Oportunidades

 
Sponsors
Inka Gifts
 
Para ser sponsor de la AATC Cusco, por favor contactarse con:
 
Teléfono: +51 84 227492
E-mail: info@aatccusco.com
 
Eventos
 
Calle Nueva Baja Nº 424    Telefax: (084) 22-2580 - 227492
Copyright © 2009 Asociación de Agencias de Turismo del Cusco - AATC